jueves, 5 de julio de 2007

Campaña propagandística de Hamas: Alan Johnston ha sido liberado.

Esta pasada madrugada, el periodista británico de origen escocés de la BBC, Alan Johnston, ha sido liberado por sus captores. En efecto, los miembros del "Ejército de Islam", que lo mantenían secuestrado desde el pasado 12 de Marzo, lo entregaron a dirigentes de Hamas en la ciudad de Gaza.
El periodista, con el rostro pálido y con apariencia cansada, en una rueda de prensa ofrecida en la casa del primer ministro palestino en Gaza, Ismail Haniyah, afirmó que "Mi secuestro fue espantoso y en ocasiones terrorífico, como estar enterrado vivo, arrancado del mundo. Muchas veces literalmente soñé con ser libre". Además definió a sus secuestradores como "gente peligrosa e impredecible".
En esa misma rueda de prensa, A. Johnston agradeció a Hamas los esfuerzos negociadores que realizaron para lograr su liberación y afirmó que, "de no haber sido por los esfuerzos del movimiento islamista, habría pasado mucho más tiempo en esa habitación".
El gobierno israelí ha felicitado al periodista británico y pidió que Gilad Shalid fuese liberado por sus captores.
Muy posiblemente, la liberación del periodista haya sido un gesto llevado a cabo por Hamas para lavar su imagen ante los palestinos y ante la comunidad internacional tras su toma del poder en Gaza.

3 comentarios:

Alks "Gemeh Djeseret" Per-aa dijo...

Bastante interesante la afirmación de propaganda por parte de Hamas. Pero más bien me preguntaría ¿porqué lo hizo sin pedir nada a cambio?

Más que un intento de propaganda, parece ser un intento de evitar divisiones internas dentro del movimiento islamista. No que les servirá de mucho: Los Palestinos irán a quienes les ofrezcan trabajos, no a los que les ofrece una falsa dicha celestial. Pero esto nunca se hará posible mientras Israel estrangule sistemáticamente la economía palestina, como lo ha hecho durante los últimos 7 años.

Alks "Gemeh Djeseret" Per-aa dijo...

Para agregar algo que debo explicar: La oportunidad de Israel a lograr la paz es única. Israel debe confiar en Al-Fatah para lograr el fin de las hostilidades, a cambio que Israel haga el compromiso de devolver los territorios ocupados, incluyendo Hebron, Maale Adumim y Jerusalen Oriental, a los palestinos.

Si los palestinos ven que Al-Fatah ha logrado negociar algo con Israel (algo que unilateralismo de Sharon ha hecho añicos con la retirada de Gaza), y que esa negociación tiene frutos positivos para la población palestina, se podrá vislumbrar un posible y progresivo fin del odio entre los israelíes y palestinos. Pero el poder reside sobre todo en la voluntad del país que tiene un ejército que ocupa los territorios: Israel.

El libertario dijo...

Estimado amigo:

En primer lugar agradecer tus comentarios en mi blog. Estoy de acuerdo con lo que expones acerca del Hamas. Ahora están intentando normalizar Gaza, tras haberse hecho de facto con el poder, pues saben que sólo poniendo fin a la situación de anarquía existente y construyendo un embrión de estado, lograrán consolidar el apoyo de la población árabe - palestina. Están imitando la política de Hezbollah en el sur del Libano, donde realmente han construido un estado dentro del estado libanés. Además, propagandísticamente, han presentado a Fatah como los culpables de la anarquía y de la corrupción existente - algo de verdad llevan - y por tanto necesitan acabar con la inestabilidad, la inseguridad y la situación de anarquía que se vive en Gaza.

Creo que es necesario negociar con Fatah, ahora mucho más debilitado por el auge del islamismo político y el desprestigio de los grupos laicos nacionalistas. El propio Fatah, desde hace varios años, lleva a cabo una política de hacerle guiños al islamismo para contrarrestar la influencia del Hamas o de la Yihad Islámica, de ahí el pomposo nombre de "brigadas de los mártires de Al-Aqsa" de su grupo armado o las continuas referencias a los mártires y al Yihad realizadas por el sanguinario Yassir Arafat en sus últimos años al mando de la ANP.

Ahora bien, tengo serias dudas de que Fatah sea un "socio para la paz". Estoy de acuerdo en que es necesario llegar a acuerdos con ellos, quizá porque son la opción menos mala, y es necesario reactivar la maltrecha economía palestina, pero tengo serias dudas de que Fatah sea un socio para la paz con el que poder dar carpetazo al conflicto.