domingo, 10 de febrero de 2008

El pontífice Benedicto XVI reza para la conversión de los judíos al Cristianismo

Estimados lectores:

El pasado año, el Papa Benedicto XVI, siguiendo con su campaña de regreso a Trento, autorizó el uso de una pregaria antisemita que los cristianos rezaban el Viernes Santo. El texto era el siguiente:

"D´s Bendito y Eterno, que no niegas tu misericordia ni siquiera a los judíos, escucha nuestra plegaria, que proponemos a los más ciegos de entre esos hombres para que ellos puedan ver la luz de Tu verdad, Jesús, y que se liberen de las tinieblas".


Pues bien, este retrógrado y antisemita pontífice se ha visto presionado para introducir cambios en la letra de dicha pregaria. Con gran dolor de su corazón, lo ha hecho esta pasada semana pero de fondo la idea sigue siendo la misma, pues no ha eliminado la idea de pedirle al Eterno que los judíos "vean la luz y abracen la fe de Cristo".

PD - Espero que lo de ver la luz no se refiera a volver a encender hogueras para purificar almas. Tengamos en cuenta que los últimos anussim asesinados por la inquisición datan de finales del siglo XVIII (reinado de Carlos IV) y con un Papa tan retrógrado como este - y que además ha sido jefe de la moderna inquisición (Tribunal para la Doctrina de la Fe) -, ya nada podría sorprenderme.

3 comentarios:

Hannah dijo...

¿De que te asombras, querido libertario? A lo largo de la historia, ningún Papa y ningún miembro de esa destructiva secta se ha caracterizado por el respeto, la tolerancia, el amor, etc. (tal vez Juan XXIII, pero es que en todas partes hay excepciones que confirman las reglas) Desde que existe el catolicismo, se ha caracterizado por deformar la historia, inventarse fábulas, perseguir, humillar, torturar y asesinar no sólo ya a los judios, sino a todo bicho viviente que no pensara como ellos. Te dejo algunas muestras:

"Decretamos y ordenamos que desde ahora, y para siempre, los cristianos no deberán comer o beber con judíos; ni admitirlos a fiestas, ni cohabitar con ellos, ni bañarse con ellos. Los cristianos no deberán permitir que los judíos tengan honores civiles por encima de los cristianos, o que ejerzan un cargo público en el Estado. Los judíos no podrán ser mercaderes, cobradores de impuestos, ni agentes de compra o venta de los productos y bienes de los cristianos, ni sus procuradores, contadores o abogados en asuntos matrimoniales, ni obstetras; ni podrán asociarse con cristianos. Ningún cristiano puede dejar o heredar nada en su testamento a judíos o a sus congregaciones. Se prohíbe a los judíos erigir nuevas sinagogas. Están obligados a pagar anualmente una décima parte de sus bienes y posesiones. Contra ellos los cristianos pueden testificar, pero el testimonio de judíos contra cristianos no tendrá, en ningún caso, valor alguno. Todos y cada uno de los judíos, de cualquier sexo o edad, deben vestir y usar en todas partes la vestimenta distintiva y las marcas conocidas por las cuales puedan ser distinguidos de los cristianos de forma evidente. No podrán vivir entre cristianos, sino en una cierta calle, separados y segregados de los cristianos, fuera de la cual no pueden bajo ningún pretexto tener casas." Esto no lo escribió Hitler, sino el Papa Eugenio IV, (1383 - 1447) papa de la Iglesia Católica de 1431 a 1447, Bula Pontificia, V, 67, 1442.

"Usen contra los herejes la espada espiritual de la excomunión; si esto no resulta efectivo, usen la espada material." —Papa Inocencio III, (1161-1216), Papa de la Iglesia católica de 1198 a 1216.

"Mussolini es un enviado de la Divina Providencia." —Papa Pío XI, (1857 - 1939), papa de la Iglesia Católica entre 1922 y 1939.

"Por la autoridad de las presentes Cartas, ordenamos que todos y cada uno de los judíos de ambos sexos en nuestros Dominios Temporales, y en todas las ciudades, tierras, lugares y baronías sujetas a ellos, habrán de partir todos hasta fuera de sus confines dentro del espacio de tres meses a partir de que estas Cartas hayan sido hechas públicas. Deben ser despojados de todos sus bienes, y ser perseguidos de acuerdo al debido proceso de la ley. Se convertirán en siervos de la Iglesia Romana, y se los someterá a servidumbre perpetua. Y la Iglesia reclamará el mismo derecho sobre ellos que el que otros dominios reclaman sobre sus esclavos y siervos." [Papa Pío V, 1567, Bula Pontificia, VII, 741]

Y no sigo, pero como ves, de casta le viene al galgo, digo al Papa; de modo que si este Papa reza por la "conversión", algo es algo... Aunque, habrá que estar alerta, porque, según la historia, se empieza por querer convertir a los judios y se acaba con exterminarlos. Lo mejor sería que rezara por sí mismo, que falta le hace, y dejará a las demás religiones tranquilas.

Un abrazo
Hannah

BAJUR TOV dijo...

Amigo libertario te otorgaron el premio ARTE Y PICO.

http://bajurtov.wordpress.com/2008/02/10/patria-judia-fue-galardonado-con-el-premio-arte-y-pico/

Anónimo dijo...

HANNAH, YO IGNORO MUCHO DE LO QUE LA IGLESIA CATOLICA HA HECHO EN CONTRA DEL PUEBLO DE ISRAEL EN LOS SIGLOS PASADOS,PERO SE QUE EN LA FE DE MI IGLESIA ME HAN ENSEÑADO A AMARLOS PROFUNDAMENTE PORQUE SON EL OLIVO ORIGINAL, MIS HERMANOS MAYORES, JUAN PABLO II PIDIO PERDON POR TANTA INJUSTICIA COMETIDA CONTRA LA NIÑA DE LOS OJOS DE DIOS SI PRIMOGENITO ISRAEL Y BENEDICTO XVI LOS AMA. TODO LO QUE ESCRIBES HACE PARTE DE ENORMES INJUSTICIAS DE LA DEBIL HUMANIDAD QUE CONFORMA LA IGLESIA PERO AHORA SE INTENTA REPARAR Y QUE NO HAYA DIVISIONES ENTRE NUESTROS HERMANOS MAYORES Y NOSOTROS SINO LA COMUNION.