jueves, 7 de febrero de 2008

España: un país preocupantemente racista

Estimados lectores:
Los insultos de carácter racista recibidos por Lewis Hamilton, Thierry Henry o Samuel Eto´o han puesto al descubierto que en este país mucha gente canaliza en el deporte sus prejuicios racistas porque existe una mayor permisividad y además se está amparado por el anonimato de la masa.
Hoy, en su edición digital, el periódico "El País" trae un interesante articulo sobre este tema y creo que su lectura es interesante. Mi opinión personal es que existe un gran problema de racismo, xenofobía e intransigencia en España. En efecto, en este país están firmemente asentados una serie de clichés - falsos en su gran mayoría - sobre los emigrantes y son de uso común expresiones racistas como "moro de mierda", "negro de mierda", e incluso he escuchado como insulto decir sólo la palabra negro o moro.
Desde mi punto de vista, existe en España un grave problema de xenofobía, racismo e intransigencia. Pero me gustaría conocer vustra opinión, ¿es España un país racista?. Para mi, desde luego sí.

9 comentarios:

AcquaDurmanov dijo...

Señor Libertario:

A lo que nos dices hay que añadir, además, un problema creciente: el aumento de paro y la precariedad laboral.
Con el efecto llamada de finales de los 90 el PP lo que pretendia era que llegase mano de obra barata pero no nos dimos cuenta del coste: millones de personas han llegado a España para cubrir, en muchas ocasiones, contratos precarios o, incluso,inexistentes puesto que hay un gran número de empresarios o particulares-véanse las vieja prototipo Barrio Salamanca con "chacha" ecuatoriana- que tan siquiera se molestan en tramitar un contrato. Esto nos influye a todos ya que soterradamente los derechos laborales se han visto perjudicados: si no quieres un horario y un salario tercermundistas, no importa, cogemos a un ilegal por el que tan siquiera hay que cotizar o que acepta para salir de su propia miseria unas condiciones laborales abusibas.
A esto hay que añadir el aumento de la delincuencia que no ha ido pareja con una aplicación de la ley. A esto hay que añadir la inexistencia de medidas y ayudas sociales que nos lleguen a TODOS. Preguntando a una trabajadora social me comento que las ayudas sociales se daban a una persona con una renta mensual de 400 euros, un umbral que sobrepasa mucha gente y que no por ello quiere decir que se sea autónomo.
¿Las consecuencias? Los jóvenes no tienen ayudas, en las maternidades las españolas ya casi no parimos-es imposible tener un bebe siendo de la clase media-, la clase media se endeuda y todo el mundo está violento, más aún en las grandes ciudades.
Con todo esto puedo decir que sí, puede que haya racismo a nivel de calle, pero lo que más hay son injusticias sociales: los empresarios han aumentado su salario hasta un 70 % en la última década, a costa de la clase media y de los inmigrates. La clase media lo que observa es que las ayudas no llegan, puesto que se las lleva antes el sustrato de los inmigrantes que son los que menos ganan. Esto crea problemas puesto que los ciudadanos ven que el estado de bienestar por el que se ha luchado no es capaz de ayudarles.
Lo que nos tenemos que dar cuenta, es que en teoría si se cumpliesen los mínimos salariales, si se controlasen los contratos y sus horarios, los alquileres y el precio de la vida en general, una persona debería tener un salario digno para poder mantenerse sin necesidad de dejarse el higadillo, una española podría tener hijos porque tendría acceso a guarderías no a la propina de los 2000 euros que podrían invertirla en centros para parbulos.
Sí, hay racismo, pero es la punta de todo un entramado pensado para que no le echemos la culpa a los empresarios y a las multinacionales, sino a lo que viene de fuera... que también pueden tener telita...como son las sectas, latin kings, radicalismos religiosos´, problemas que sería asumibles si se aplicasen los recursos legales bien, pero no les interesa, todo tiene que estar sobredimensionado para que no veamos el problema de fondo.

Un Saludo

Le he cogido gusto a esto del blog!!!

Hannah dijo...

En mi opinión, hay una parte no desdeñable de la sociedad española que si lo es, y es esa parte que se identifica con los presupuestos de la rancia y anacrónica pero presente derecha española y centroeuropea; esa parte que se identifica con las arengas del ala dura de la Conferencia Episcopal y de los actuales dirigentes del PP, pero que tiene solera y viene de lejos, de siglos diría yo, ya que incluso puede verse en los libros de historia como se dice que los Reyes Católicos expulsaron a judios y árabes de España, cuando debería decirse que expulsaron a españoles de religión judía y musulmana, que digo yo que después de más de 800 años, los últimos, y unos 2000 los primeros, tendrían ya el derecho de considerarse nativos, ¿o no?
Y ahora, para mayor abundamiento en el tema del racismo y la xenofobia, el PP nos sale con lo del contrato de marras para inmigrantes, y yo me pregunto ¿hay costumbres nítidamente y uniformemente españolas? ¿Cuáles son? El catálogo de "costumbres" aceptadas como españolas, quien va a determinarlo: ¿Rouco? ¿Zaplana? ¿El presidente de turno de la Conferencia Episcopal? ¿Blas Piñar? Como acostumbran los imperialismos nacionalcatólicos, lo que imponen no es una integración de los inmigrantes, sino una uniforme asimilación a través de la cual lavarles "culturalmente" el cerebro y tenerlos a golpe de látigo y a la voz de ¡Ya! como a siervos en el medioevo.
En fin, corto, porque tampoco se trata de que escriba un artículo en el lugar de los comentarios, así que disculpa por la extensión.
Salud!
Hannah

El libertario dijo...

Estimadas Acqua y Hannah:

Muchas gracias por vuestros comentarios que además resumen perfectamente el problema. Ciertamente, existen toda una serie de problemas socio - económicos derivados del desmantelamiento del estado del bienestar y de los abusos de la clase empresarial y de la oligarquía económica. Obviamente, para que el dedo acusador no se dirija a los responsables se busca un chivo expiatorio y estos son los emigrantes a los que se asocia a la violencia, fanatismos religiosos, delincuencia o se les acusa de robarnos el trabajo a los españoles. (Algo bastante falso porque pocos españoles, especialmente los jóvenes que acaban de finalizar sus estudios, estarían dispuestos a ir a hacer tareas agrarias, de peón en una obra o a limpiar escaleras, pisos y oficinas).

Pero Hannah ha dado también en el clavo en un aspecto que suele pasar desapercibido y que tiene importancia especialmente para entender el rechazo hacía la comunidad árabe o hacía los emigrantes musulmanes. Veamos, la identidad de los diversos pueblos que conforman la península ibérica se crea al calor de la "Reconquista" y de dos limpiezas étnico - religiosas. La primera podemos fecharla a partir de los progroms de 1391 y de las conversiones forzosas de los judíos al Cristianismo durante buena parte del siglo XV. El climax es bajo los reyes católicos y la expulsión de los judíos con el fin de poder asimilar mejor a los Anussim (conversos del judaísmo al Cristianismo).

La segunda limpieza étnica se produce en el siglo XVII y tiene su genesis tras la conquista del reino de Granada y las rebeliones de las alpujarras en el siglo XVI. Incumpliendo las reglas del juego, los reyes católicos y sus sucesores obligaron a los mudéjares granadinos a convertirse al Cristianismo y una vez "cristianizados" se buscó su asimilación. Al no conseguirla de ninguna forma, en época de Felipe III se optó por la expulsión de los moriscos.

Por tanto la identidad española, muy asociada a ese sentimiento de catolicidad, ve a los musulmanes o a los judíos como parte de la anti- españa: por ejemplo a pesar de que no había judíos, se puede observar una latente judeofobia en las obras de varios autores de la generación del 98 como Valle - Inclán o Pío Baroja. Y también explica que hoy día se siga usando la palabra judío como insulto.

Y esta circunstancia es también interesante para entender esa "tirria al moro", es decir el rechazo especialmente de la comunidad de emigrantes de origen árabe y musulmán, todavía muy minoritaria en España si la compáramos con las de otros países como Francia o GB.

Ignacio dijo...

No hay mas que escuchar lo que se dice sobre los musulmanes y su religiosidad y compararlo con lo que se dice con los catolicos y la suya. Una te la pintan como de invasores fanaticos y la otra de simple tradicion, o que las cosas siempres han sido asi... En un pais en el que se llevan las manos a la cabeza cuando se habla de 5 oraciones, ramadan o velo en la vida diaria pero admite curas castrenses, funerales de estado catolicos... vamos vamos...

Más que racista yo diria xenofobo. No creo que lo realmente esencial de nuestro pensamiento sea el intentar preservar nuestra raza blanca (o algo asi) sino el desprecio cuando no el odio a ciertos colectivos que no podemos asimilar o a los que le tenemos especial tirria. Sobretodo musulmanes. "los moros".

Ahi dejo yo otra pregunta ¿Es lo mismo para la gente de este país un africano negro cuando se le ve como negro cuando se le ve como musulman o cuando se le ve como cristiano? Pues segun mi experiencia personal, NO.

El libertario dijo...

Estimado Ignacio:

Obviamente no se trata de racismo en el plan de los supremacionistas blancos al estilo Ku - Kux - Klan. Como bien afirmas, en España, se trataría más bien de xenofobia, aunque en el caso de algunos colectivos como el de los magrebíes y árabes también creo que hay un poso de esa "xenofobia histórica" que antes comentaba.

Desafortunadamente y eso es cierto, en muchas ocasiones esa xenofobia va intimamente relacionada con clichés y prejuicios que si son racistas.

Si, tienes razón. Si el negro no es musulmán se le mira con ese cierto paternalismo de "buen salvaje" y si es musulmán pues ese paternalismo desaparece en buena medida y se le pasa a considerar un "moro". Al menos esa es la impresión que yo tengo.

Anónimo dijo...

Señores:
Es cierto lo que dicen, pero tb está la otra cara, los que nos miran mal a nosotros. Yo vivo en el barrio con mayor número de inmigrantes de España, y tengo que aguantar los días que me digan desde "mamita"-al oído un VECINO-, cosas al oído, hasta oir comentarios sobre "infieles"... Eso tb es trato despectivo.

El libertario dijo...

Estimado anónimo:

Gracias por tu comentario. Veamos, es cierto que entre los inmigrantes pues también hay personas que se dejan llevar por clichés contra la población española. Gente intolerante hay en todos los lados. Pero lo que yo quiero remarcar es que existen toda una serie de tópicos acerca de los emigrantes que son falsos y que determinados partidos, como el PP y otros más a la derecha, juegan con ese miedo al extranjero para obtener réditos electorales o para promover agresiones racistas y de marcado carácter xenófobo.

También se abusa de las generalizaciones. Por ejemplo si un ecuatoriano - por citar un ejemplo - comete un delito, automáticamente toda la comunidad ecuatoriana pasa a estar bajo sospecha y se les acusa de robar, de traer la delincuencia, de no trabajar...

Yo mismo, habiendo nacido en España, no me he librado de ciertos insultos con un marcado carácter xenófobo y de intolerancia étnico - religiosa.

AcquaDurmanov dijo...

Uy!!!

Pues a mi, en cto me despisto ya me están queriendo convertir...¿Te acuerdas Libertario? Je je.
Respecto a lo de "mamita", lo cto es que sí que hay un sesgo machista importante entre bastantes inmigrantes. Yo trabajo de cara al público y me suelen llamar "niña" o bien las viejas barriosalamanqueñas de turno o las extranjeras ¿Por qué no llaman "niño" a mis compañeros? ¿Por qué, además, son spre mujeres las que lo dicen? Es una cuestión cultural machista. Hoy sin ir más lejor me han llamado "corasón" repetidamente. ;-). Tb hay que ver los "estatutos" de los Latin kings, claramente machistas.
Aunque la palma se la lleva uno que me solto:"Che!¿Cómo en una ciudad con tantos africanos ven como un insulto decir "Que te jodan". Insulto a partir del cual me negue a atender al individuo en cuestión, como es obvio. Me pregunto si a un chico le hubiese dicho esa joyita. En fin, no había ya demasiado machismo y ahora me las tengo que lidiar con estos clasismos en el trato.

El libertario dijo...

Hola Acqua:

Claro que me acuerdo de ese intento de conversión jaja... ¿recuerdas que cierta persona también quería que me hiciese musulmán? jajajaj.

Bueno, obviamente, vivimos en una sociedad patriarcal y eso se nota por mucho que los políticos hablen de paridad. Desafortunadamente es así, cada dos por tres mueren mujeres asesinadas por sus maridos, novios o ex parejas, y además una mujer cobra menos que un hombre por hacer exactamente el mismo trabajo. Es vergonzoso, además todavía existen clichés como por ejemplo el trabajo X es de hombres y el de Y es de mujeres. Está claro que este machismo vergonzante - pues no se quiere reconocer abiertamiente - debe ser denunciado. Buenas noches Acqua o como decimos en hebreo: laila tov!