lunes, 25 de febrero de 2008

El Bugs Bunny de Hamas llama al boicot a los productos daneses

El conejito de Hamas vuelve a la carga. Tras amenazar con comerse a los judíos, ahora arremete contra los caricaturistas que dibujaron al profeta Mahoma, los amenaza, y llama al boicot a los productos daneses. Si queréis ver el video, clicad aquí.
PD - No estoy a favor de la publicación de las caricaturas de Mahoma porque es una falta de respeto a los musulmanes y más todavía al ser representado como un terrorista, con una bomba en el turbante. Esas caricaturas fueron muy desafortunadas y su intencionalidad era insinuar que el Islam es una religión terrorista y violenta desde sus inicios. Pero el hecho de sacar el tema en un programa infantil para que los niños lo amenacen de muerte sólo demuestra lo nocivo que es el Islamismo político.

3 comentarios:

bajur tov dijo...

El ejemplo de este conejo antisemita deberia ser copiado por otras redes antijudias como cnn ,bbc,u tve,por ejemplo

El libertario dijo...

Amigo Bajur desafortunadamente muchas de esas cadenas se tragan sin ningún tipo de crítica la propaganada palestina y en algunos medios de comunicación españoles, quizá el País se lleve la palma, la desinformación y las posturas anti-israelíes son una constante. Saludos!

AcquaDurmanov dijo...

TERRORÍFICO!!!!
La sinergia del mensaje con el de la iconografía utilizada da un resultado que da mucho miedo. Es casi de película de terror. Es cierto que pudo ser ofensivo la caricatura, pero igualmente ofensivo resulta para un occidental el hecho de querer matar a un caricaturista y someterlo al terror de levantarse con miedo cada día teniendo que mirar hacia atrás cada día por si le ataca alguien. Eso es quebrantar los derechos humanos con los que en teoría nos regimos. Imagínenese a Leti y el principe jurando matar a los ilustradores de aquel memorable "El Jueves". Yo si voy a un país islámico voy a respetar sus costumbres, espero lo mismo de una persona de religión islámica que venga al mío: respeto.
Además, por cierto, el mensaje que envían lo hacen utilizando mecanismos puramente occidentales: ¿no es algo de lo que reniegan -y con razón? Envían un mensaje destructor utilizando recursos del capitalismo, el mismo sistema que les ha llevado a su situación. Han picado el anzuelo, eso no es rebelión es sumisión. Lástima, así no vamos a ninguna parte.