miércoles, 1 de agosto de 2007

Walid Jumblatt: Nasrallah está preparando el terreno para una nueva guerra.

El lider druso- libanés Walid Jumblatt acusó ayer al secretario general del Hezbollah Hassan Nasrallah de actuar de acuerdo con los planes que le dicta la agenda sirio-iraní.
W. Jumblatt, en declaraciones efectuadas al periódico libanés "Al-Mustaqbal", dijo que las objecciones de Nasrallah a la Resolución 1701 de las Naciones Unidas y sus constantes declaraciones en las que afirma que sus misiles podrían alcanzar cualquier punto de Palestina (léase Israel y los territorios palestinos) son la prueba de que el secretario general de Hezbollah está preparando el terreno para una nueva guerra contra Israel.
Pero no únicamente W. Jumblatt denúncia en los medios de comunicación del mundo árabe la injerencia sirio-iraní en la vida política libanesa. Por ejemplo la periodista saudí Asna Al-Quna´ir, en su columna del diario "Al-Riad" del pasado 10 de Junio, criticó severamente al Hezbollah y a otros elementos de la oposición al gobierno de Siniora por conspirar con elementos extranjeros contra los intereses nacionales libaneses. Por último llamó a que se produjese un desarme del Hezbollah. Si queréis leer fragmentos en Español del artículo, pulsad aquí.
Como se puede observar, amigos lectores, hoy en día Libano es un tablero de ajedrez donde las principales potencias regionales o mundiales mueven ficha y apoyan a sus diversos aliados libaneses. Presentar la situación política del Libano como un conflicto de "imperialismo" vs "resistencia nacional anti - imperialista", como se puede observar en los articulos de varias webs de extrema izquierda europea, es enfocar este espinoso tema desde un planteamiento erróneo y totalmente sesgado.

7 comentarios:

El libertario dijo...

Interesantes muestras de la injerencia del imperialismo iraní en el libano.

bajur tov dijo...

En Israel nadie esoera un nuevo ataque arabe para este verano,por lo menos eso es lo que dicen MOSSAD,AMAN,y SHABAC

El libertario dijo...

Estimado Bajur:

Espero que esté verano la situación esté tranquila. De hecho,lo que quería resaltar con las declaraciones de Jumblatt es la denúncia que hace de la injerencia sirio - iraní en la política libanesa. Saludos!

Daniel dijo...

Todo libanés medianamente informado sabe que Siria no ha abandonado nunca el Líbano. Se vió obligado a retirar sus tropas de ocupación por presiones internacionales y por el moviemiento social que se originó en la calle entre los libaneses. El terrible y despiadado servicio secreto sirio, responsable del asesinato del ex primer ministro Hariri según todo el mundo, sigue manejando los hilos del poder. Todo apunta a que este verano otra guerra estallará entre Israel y los terroristas de Hezbolla, y es posible que con implicación de Siria. No lo digo yo, lo dicen analistas de todas las tendencias.

Alks "Gemeh Djeseret" Per-aa dijo...

Mientras que existan 2 millones de sirios trabajando en el Líbano, Siria no va a abandonar la economía libanesa a su suerte.

Es tan simple como eso.

Pero en todo caso, necesito reiterar lo que he dicho anteriormente: La única forma que Israel pueda derrotar a Iran y su satélite, Hizballah, es que acepte las propuestas de paz por parte del gobierno sirio, y que renuncie, si es necesario, las alturas del Golán.

Despues de todo, los cohetes que llegaron al centro de Israel el verano pasado demostraron lo inútil que es geoestratégicamente las alturas del Golán.

Por eso, Shalom Achshav tienen toda la razón al indicar que Israel tiene el deber de aceptar las propuestas sirias. Despues de todo, negociar con una Siria laica nacionalista, que en el fondo tiene políticas pragmáticas y no tanto fanáticas, es muchísimo más fácil que negociar con un satélite de Iran, fundamentalista e irracional, como es Hizballah.

bajur tov dijo...

ALKS:
Y quien nos garantiza que Siria no volvera a desviar el curso del agua hacia el lago Kinneret y matarnos de sed como lo hizo en el '66 y '67,antes de la guerra?
No a la devolucion del golan !!!

El libertario dijo...

Estimado Alks:

Ciertamente la siria baazista es un régimen que se define como laico y nacionalista. Además es ámpliamente conocido que reprime duramente a los islamistas que operan en Siria. Pero, sin embargo, apoya a organizaciones paramilitares islamistas que operan fuera del país, como el Hezbollah libanés o el Fatah al-Islam. Ese doble rasero es lo que me hace desconfiar de la posibilidad de firmar un tratado de paz con los sirios que realmente llegue a cumplirse y no se quede todo en agua de borrajas. Saludos!!