domingo, 30 de diciembre de 2007

Con la iglesia hemos topado... otra vez.

Estimados lectores:
Según informa Reuters, varios centenares de miles de personas llegados desde todos los puntos de España se han manifestado hoy en la plaza Colón de Madrid a favor de la familia cristiana. Este acto, denominado "Encuentro por la familia Cristiana", contó con la bendición del Papa Benedicto XVI y fue presidido por el Arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela.
Desde mi punto de vista se trata de un nuevo meeting político de la jerarquía eclesiástica española, terriblemente conservadora, y siempre dispuesta a criticar cualquier medida que signifique avanzar en la igualdad de derechos de los ciudadanos, pues el matrimonio gay no lesiona los derechos de los que han optado por un matrimonio eclesiástico sino que reconoce una situación que de facto ya se daba: la vida conyugal entre personas de un mismo sexo y además ha permitido igualar en derechos y deberes a las uniones heterosexuales y a las homosexuales. La medida en si me parece muy positiva, otro tema es la demagogia y el populismo del PSOE al aprobarla.
La jerarquía eclesiástica sigue en su tónica de siempre: nadando contracorriente, oponiéndose a cualquier medida progresista y perdiendo feligreses cada día que pasa. Así les va.

4 comentarios:

El libertario dijo...

La jerarquía eclesiástica sigue nadando contracorriente y resistiendo a aceptar la nueva situación social que se da en España.
A Rouco y compañía les gustaría que todavía reinaran los Reyes Católicos o Felipe II, que la inquisición siguiera encendiendo piras humanas para salvar almas o para limpiar el país de anussim o moriscos, y que todavía la iglesia tuviese el poder de censura que tenía en el siglo XVII.
Desafortunadamente el tiempo vuela y las cosas cambian. Pero todavía queda un largo trecho por recorrer para alcanzar un estado laico en España.

Ignacio dijo...

Y de ahi vienen casi la mitad de los problemas que tenemos como estado: el nacional-catolicismo vs anticlericalismo.

Mira una frase del "ogro" de Sarkozy :“Yo reconoceré la sinceridad del amor homosexual, creando un unión civil que otorgue los mismos derechos a las parejas del mismo sexo que a las parejas casadas... la laicidad, la libertad de conciencia son principios sobre los cuales no transigiré jamás”. Ahora imaginate esa frase en un pepero... tal vez Gallardon y le llaman ya de todo desde la derecha! Ojala tuvieramos una derecha laica y no nacional-catolicista.
Los curas pueden decir lo que quieran; eso es libertad de conciencia, lo patetico no es eso, lo patetico es que desde los poderes publicos se se les escuche y se les tenga miedo como grupo de presion dejandose en el camino lo que interesa al Estado y a la ciudadania.

El libertario dijo...

Estimado javer me ha gustado mucho tu comentario, acertado como siempre. La jerarquía eclesiástica está actuando como un jodido lobby político y no se limita a su función de pastores de almas.
Siempre ha sido así y les cuesta mucho adaptarse a los nuevos tiempos. Obviamente, hasta que en este país no exista una derecha laica y sin complejos no será posible avanzar hacía un modelo real de estado laico, no este modelo de estado aconfesional que en realidad es sólo un estado confesional católico vergonzante.

Tio, mucha suerte en Francia, Behatzlajá!. Lehitraot!

AcquaDurmanov dijo...

Muy buenas:
Desde mi perspectiva lo que yo veo es una radicalización de la postura religiosa. Lo malo es que la gente termina creyéndose la lectura que realiza el PP y sus adjuntos ultracatólicos.Los Socialistas,por su parte,no dan soluciones propias de lo que debería ser un estado laicismo total y pasar de la iglesia. Están enzarzados en una batalla dialéctica que lleva a una confusión total entre los españoles. En esta situación no hago más que ver como los viejos iracundos -permítame el plagio Javier Marias- y los radicales religiosos van imponiendo sus posturas. Unos cabreados pisando a todo quisqui y los otros remozando el sentimiento de culpabilidad cristiana para que nos centremos en rezos, no en lo que realmente importa... Que nos la dan con queso a la clase media.